LA GUAGUA: El costo social de no trabajar

LA GUAGUA: El costo social de no trabajar

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

El tema de los precios no debe perderse de vista, pero tampoco podemos permitirnos el lujo de que acapare toda la atención y se escapen asuntos como los abordados en los Comentarios Digitales recogidos en?La Guagua: El que no quiera trabajar, no podrá comer?donde hay criterios sobre un punto tan vital como el de la necesidad de trabajar, una solución que también alcanza el popular tópico de cuánto cuesta un producto.

 

?

 

laverdad dice:

Va a ser muy difícil que esas personas que han hecho costumbre ver cómo otros trabajan sin poner un grano de arena se acostumbren a trabajar, siempre van a buscar la grieta por donde escabullirse y seguir viviendo de las necesidades de los que trabajan, por eso es preciso que las leyes que se emiten se hagan cumplir, así cada día se les hará más difícil el vacilón, pero eso no va a poder ser por el momento, pues mientras persistan escaseces y privilegios de que unos puedan tener una moneda y otros no, ellos aprovecharán estas diferencias, hay que trabajar mucho con la juventud y darles facilidades de empleo donde haga falta, así vamos cortando las nuevas generaciones de vagos y al no tener reproducción en este grupo cada día serán menos.

 

armando amieva dice:

Esperamos, como la inmensa mayoría, que realmente el trabajo se convierta en el estímulo que se necesita para aumentar la productividad y eficiencia económica que tanto necesita el país y el pueblo.

Mi preocupación radica en aquellos que hoy en día viven de la reventa de productos de toda gama y no veo cómo evitemos eso en el futuro. Con un poco de dinero, hoy somos testigos de cubanos que compran hasta en las tiendas en MLC, productos que para la mayoría resultan caros y prácticamente inalcanzables y los revenden al doble y triple del precio.

Mi interrogante está relacionada con los mecanismos de control efectivos que tenemos para detener esas actitudes y afán desmedido por el dinero no acorde con los principios y objetivos de nuestra sociedad socialista.

Esas personas, de seguir así, sin trabajar y revendiendo de todo, comerán mejor que los que trabajamos y ganamos decentemente nuestro salario, por lo que no debemos enga?arnos y pensar en medidas efectivas para combatir con acciones la especulación y algunas combinaciones donde también media dinero con administradores y empleados de tiendas y entidades cuyo objeto social es contribuir al bienestar del pueblo y de no un grupo de parásitos que viven a costilla del sacrificio y esfuerzo de los otros.

?

José David dice:

El Ordenamiento de la economía cubana es absolutamente necesario, y creo que se ha dise?ado de forma racional y atemperada a nuestras circunstancias actuales. Pero….

Antes de 1959 quien no trabajaba no comía, solo que el trabajo no se encontraba al alcance de todos y había personas que no comían. Hoy sobra el trabajo y hay un número no despreciable de personas que no trabajan y sí comen (y mucho mejor que aquellos generamos riqueza).

Hoy resulta muy normal encontrar en cada barrio los grupos de personas que se dedican a comprar y acaparar los productos de primera necesidad que los que sí trabajamos no podemos alcanzar por el tiempo y el horario, para luego venderlos a precios estratosféricos. Y por ello obtienen beneficios muy superiores a los que reciben los que sí trabajan. Si este fenómeno no se combate de verdad, no tanto con disposiciones como con el enfrentamiento real, no tendrán necesidad de trabajar, y las ?pérdidas? que resulten de la eliminación de subsidios y gratuidades, nos la cargarán multiplicadas a los bolsillos de los Liborios de nuestra Cuba, lo que pone en peligro el éxito de todo el Ordenamiento y hasta de la Revolución misma.

 

En resumen: El costo en todos los sentidos ha sido colosalmente alto y lo estamos pagando desde hace un tiempo demasiado prolongado, pero provechoso si sabemos extraer las ense?anzas para evitar que continúe aumentando el número de personas que en vez de dedicarse a un trabajo socialmente útil, se ocupan de entorpecer? las más nobles aspiraciones de la sociedad.

El éxito de la Tarea Ordenamiento también podrá medirse por el interés que despierte en todos por trabajar, en ascender laboralmente a escalas superiores en complejidad y que cada uno sienta esa actividad como una necesidad vital.

?

Las ediciones anteriores de La Guagua están aquí, al alcance de un clic

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: ?Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ?no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.?

4 comentarios en LA GUAGUA: El costo social de no trabajar

  1. Hola
    Y porque tienen que trabajar?
    Que incentivos tienen?

    Ahora sucede lo que tantos temíamos,el incremento descomunal de los precios a la vista de todos y sin freno, cualquiera vende cualquier cosa a cualquier precio,entonces ahora esas personas seguirán haciendo lo mismo pero ganando más de lo que acumulaban antes y eso es una realidad en cuba.

  2. mientras existan escaces de productos las personas se agarran de estopara revender los productos y asu vez no existe nadie que los controle y les exiga o incluso le aplique medidas drasticas para que esto no ocurra me atrevo a decir que el 99% de los inspectores y personas que tnene que ver con esto estan compradas por los mismos revendedores lo primero que hay que hacer es tomar medidas y drasticas con esta situacion

  3. RM dice:
    La letra de una canción de Adalaberto álvarez dice ?que todo el mundo tiene un pariente en el campo?, y yo estoy ansioso por saber si es cierto ?que todo el mundo tiene un pariente en el extranjero? y además que le manda la MLC, porque la bolsa negra sigue como si nada con productos que son solamente del área MLC. Además si el problema de la COVID 19 está que arde, CóMO ES POSIBLE QUE SE SIGA PERMITIENDO LOS VIAJES DE LAS MULAS POR 3 -4 DíAS en que deambulan por todo el país sin control de tipo alguno por parte de nadie una vez que pasan la frontera del aeropuerto. Las colas para el pollo, detergente, etc. tienen culpa, una parte de ella, las fiestas en las casas tienen culpa, otra parte de la culpa, la feria del parque Fe del Valle, parece que no tuvo culpa de nada a pesar de que no cabía entre las personas un alpiste introducido a mandarriazos, ni tampoco la colas para el cerdo y la cerveza de fin de a?o son la causa de la situación deteriorada de la COVID del pais y de La Habana. De todo esto resulta que yo no entiendo absolutamente nada una vez más y me convenzo nuevamente que yo no estoy programado en lo más mínimo para entender nada como se dice en Venezuela pues todo ya está pensado, entendido, comprendido y determinado.

  4. pues mientras persistan escaseces y privilegios de que unos puedan tener una moneda y otros no)
    Bueno lo que el pueblo esta viviendo es precisamente eso por que te pagan en moneda nacional y no tenemos donde comprar usd para adquirir los productos en las tiendas de la moneda local puestas por el gobierno mi criterio estaba mejor el país con nuestro comandante fidel

Escribir comentario

? 2018 Trabajadores. órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Nú?ez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu

优酷免费破解版|教你免费领取优酷VIP会员